1. Inicio
  2. POLÍTICA
  3. Si se aprueba la vacancia de PPK, los vicepresidentes renunciarán
21 Diciembre del 2017 a las 10:41 am

Si se aprueba la vacancia de PPK, los vicepresidentes renunciarán

A escasas horas de su presentación ante el Pleno del Congresoque debatirá hoy la moción que solicita su vacancia por incapacidad moral permanente, el presidente Pedro Pablo Kuczynski aseguró que jamás ha cometido un acto de corrupción y que defenderá su capacidad moral para seguir sirviendo al país hasta el final de su mandato, respetando el equilibrio de poderes y las instituciones democráticas.

En un nuevo mensaje a la nación, dijo que se trata de una convicción que comparte con sus vicepresidentes Martín Vizcarra y Mercedes Aráoz, dando a entender que ninguno se quedaría en sus cargos si él es vacado.

"Se trata de una convicción que mis dos vicepresidentes comparten porque ninguno de los dos quiere ser parte de un gobierno que nazca de una maniobra injusta y antidemocrática", sostuvo. Ambos funcionarios estaban a su lado.

El jefe del Estado insistió en que "estamos ante un golpe bajo el disfraz de interpretaciones legales supuestamente legítimas", pero las intenciones de sus "opositores quedan desenmascaradas por su comportamiento apresurado y abusivo que ha llevado al país a una crisis política que no corresponde a la realidad".

TE PUEDE INTERESAR:  Estos son los nueve congresistas de Kenji Fujimori que impidieron la vacancia de PPK

Antes, reconoció que ha cometido errores al no haber sido suficientemente cuidadoso y prolijo en el orden y registro de sus actividades y que no supo comunicar por qué Westfield, su empresa, dio servicios a Odebrecht sin que él participara en esas actividades.

Pero jamás, dijo, ha sido deshonesto y mucho menos cometido un acto de corrupción en toda su vida.

Señaló también que otro error fue esperar algo distinto de sus opositores. "Muchos me aconsejaron que a la primera censura del ministro Saavedra, respondiera con una cuestión de confianza. No los escuché y asumo mi responsabilidad. Decidí optar por el diálogo, no por la confrontación. Hoy, sin embargo, todos estamos viendo las consecuencias de esa decisión", lamentó PPK.

"La Constitución y la democracia están bajo ataque", dijo.

Afirmó que el país no quieren regresar a la dominación de un solo grupo y, por tanto, exige respeto a la decisión popular que dispuso un equilibrio de poderes. Finalmente, pidió el respaldo y la confianza de la ciudadanía para recuperar el dinamismo económico que el país perdió hace más de tres años.

Su defensa legal

La estrategia de defensa del presidente Kuczynski tiene varias partes. Por ejemplo, presentó una acción de amparo en contra del Congreso "por la grave amenaza de disponer la vacancia de la Presidencia de la República, por supuesta incapacidad moral permanente, al haberse aprobado, violentando todo trámite constitucional, la moción de vacancia".

De acuerdo con la demanda, PPK arguye haber sido afectado en su derecho constitucional "al debido proceso parlamentario" reconocido en la Constitución y en la Convención Americana de Derechos Humanos. También señala que, en su caso, se han violado los derechos "a la comunicación previa y detallada de los hechos que se imputan, el derecho a la defensa y el derecho al juez parlamentario imparcial", derechos "precisados por el Tribunal Constitucional en reiterada jurisprudencia".

En los fundamentos, PPK explica que la Comisión Lava Jato en ningún momento lo citó para aclarar la información entregada por la constructora Odebrecht sobre un supuesto beneficio a su favor, y a la fecha no confirma su decisión de declarar ante este grupo, este viernes.

El escrito lleva las firmas del propio presidente Kuczynski y del abogado José Palomino Manchego.

En paralelo al fuero interno, Kuczynski también le envió una carta al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para poner en su conocimiento "la profunda preocupación" del gobierno "debido a la ocurrencia de algunos hechos que afectan la estabilidad democrática".

El mandatario solicitó a Almagro el envío de un observador para que haga el seguimiento de la situación al proceso de vacancia que se discutirá hoy.

A través de su cuenta de Twitter, Luis Almagro respondió que la organización que dirige enviará una delegación, en atención a la invitación presidencial. Los comisionados llegaron a Perú en horas de la noche.

Negociaciones intensas

La semana pasada, en la bancada de gobierno, la sensación general era que la suerte estaba echada, tal como lo comentó a este diario un legislador de Peruanos Por el Kambio. Eso porque en la Junta de Portavoces, cuando se aprobó incluir en la agenda del Pleno la moción con el pedido de vacancia, el ánimo en las demás fuerzas políticas apuntaba hacia la separación del cargo del presidente.

Sin embargo, esto cambió con el transcurrir de los días.

En PPK hay la hipótesis de que, con el tiempo y pasada la calentura inicial, algunos legisladores han comprendido que una vacancia presidencial es un paso muy arriesgado. Eso por un lado. Por el otro, el gobierno empezó a mover sus fichas políticas para acercarse a las bancadas y negociar de manera intensa. El objetivo: que la moción no llegue a los 87 votos.

La estrategia negociadora llamaba a obviar, desde luego, a Fuerza Popular, que cuenta con 70 votos seguros (Kenji Fujimori, recientemente relegado del CEN de dicho partido, votará en contra de la moción).

Así, las conversaciones se han concentrado en aquellos partidos que no tienen una posición definida y que han dicho que prefieren esperar a lo que tenga que decir el presidente Kuczynski.

En esos procesos de negociación que no se han detenido desde hace dos días –y que con toda seguridad proseguirán hasta el día de hoy en el Pleno, según fuentes de este diario– han tenido una participación estelar el congresista Juan Sheput (una de los pocas caras del oficialismo que han salido a defender con ahínco al gobierno) y el abogado Alberto Borea, quien asumirá la defensa del presidente. 

Pleno

Sesión. Está previsto que PPK llegue al Parlamento a las 9.30 am. y tendrá 2 horas para ejercer su defensa. Cada legislador intervendrá por 2 minutos, lo que demandaría más de 4 horas y, si se consideran las interrupciones y polémicas, la sesión duraría otras 3 horas.

Lealtad. Apenas retornó al país, Martín Vizcarra expresó su lealtad a PPK. Luego hizo lo propio Mercedes Aráoz.

Delegados OEA harán informe sobre situación política del país

La delegación que la Organización de Estados Americanos (OEA) envió a nuestro país tiene el objetivo de elaborar un informe sobre la situación política que vivimos, informó su secretario general, Luis Almagro.

A través de su cuenta de Twitter, además, precisó que la comitiva la integran su asesor Gustavo Cinosi y el secretario de asuntos jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi.

En tanto, la presidencia del Congreso difundió la carta enviada por su titular, Luis Galarreta, a Luis Almagro en la que niega que Fuerza Popular esté detrás de la destitución de magistrados del Tribunal Constitucional.

Además, indica que aún no se han discutido, ni en la Comisión Permanente ni en el Pleno, las denuncias constitucionales contra el Fiscal de la Nación y que el proceso de vacancia presidencial fue un pedido multipartidario. Finalmente dice que el pedido de envío de observadores es de índole personal, pues no fue refrendado por los ministros.

Ni Vizcarra ni Araoz deben quedarse, por Rosa María Palacios 

Hay un evidente golpe de Estado en marcha. Todos los hechos apuntan a ese objetivo. Un presidente vacado sin motivación, por una supuesta inmoralidad que nadie es capaz de definir del todo, está sometido a un golpe de Estado fujimorista, del cual son furgón de cola básicamente Marco Arana y sus seguidores.

Mercedes Aráoz lo ha entendido y hoy acompañará al presidente con su carta de renuncia en mano que ya la tiene firmada. Creo que Martín Vizcarra hará lo mismo porque no están dispuestos a ser cómplices del golpe de Estado.

Aunque muchos ven con preocupación esta propuesta porque piensan que se promueve como presidente a Luis Galarreta o a algún otro fujimorista, esta es la salida, ya que quien asuma la Presidencia deberá convocar de inmediato a elecciones. Si no lo hace usurparía funciones en violación a la Constitución y las leyes, y la población civil tendría derecho de enfrentarlo en insurgencia, según el artículo 46 de la Carta Magna.

Algo más: son nulos los actos de quienes usurpan funciones públicas. Por tanto, utilizando su derecho a la insurgencia, un sector del país, incluso, podría dejar de pagar impuestos, generando caos. ¿Eso se quiere?

Indefectiblemente, quien asuma temporalmente la Presidencia debe convocar a elecciones democráticas y justas e irse el 28 de julio del 2018.

Es posible que no se alcancen los votos para la vacancia, pues varias bancadas han cambiado de parecer por sus severas consecuencias, ya que cualquier iluminado puede asumir el liderazgo de una insurgencia y un antidemócrata intentar anclarse en Palacio de Gobierno.

No vale la pena que se queden Vizcarra ni Aráoz de rehenes de golpistas; tienen que renunciar si acuerdan la vacancia, y de esa manera los congresistas entender que están abriendo la caja de Pandora que trae todos los males.

Etiquetas :

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Avatar
imagenes-eventos