1. Inicio
  2. Marketing & Publicidad
  3. Por qué la publicidad necesita urgentemente más "frikis"
05 Mayo del 2017 a las 10:47 am

Por qué la publicidad necesita urgentemente más "frikis"

Puede que a algunos no les guste, pero lo cierto que entre la brillantez creativa, la misma que debería campar a sus anchas en las agencias de publicidad, y la extravagancia existe un fortísimo vínculo.

Para ser creativos, los publicitarios necesitan lo que los psicólogos denominan “desinhibición cognitiva”. A diferencia de las personas corrientes y molientes, en las que existe una barrera muy clara entre el consciente y el inconsciente, en las personas creativas (que muchos calificarían de raras) esa barrera es mucho más endeble y, por eso, despojadas (o casi) de muros, están más predispuestas que el resto de los mortales a alumbrar ideas.

Cuando son dueñas además de un lúcido intelecto, las personas creativas tienen una facilidad asombrosa para buscar soluciones a problemas que la mayor parte de las personas es capaz de contemplar únicamente de manera unidimensional.

¿El problema de las personas creativas? Que con la cabeza eternamente poblada de ideas, tienden a mostrar comportamientos radicalmente diferentes del resto y se ganan a menudo el apelativo de “extrañas”, explica Mark Wnek en un artículo para AdAge.

TE PUEDE INTERESAR:  ¿Cuál es la diferencia entre plan estratégico y plan de marketing?

Los publicitarios, que no tienen más remedio que ser creativos, son a veces deliberadamente frikis y está bien que lo sean. ¿Acaso las marcas acuden en manada a las agencias porque son un calco de su propia cultura empresarial?

Lo cierto es que no y las agencias que cometen la locura de querer ser clones de sus propios clientes están condenadas a estrellarse contra el muro de la creatividad, que huye lógicamente de los estándares.

En las agencias la cultura (de empresa) está peligrosamente de moda. Y lo está porque la cultura, que no es sino una herramienta para regular el comportamiento, entra naturalmente en contradicción con la homogeneidad.

Las agencias deben huir como de la peste de la homogeneidad y enarbolar la bandera de la diversidad de opiniones y de comportamientos (por estrafalarios que puedan parecer vistos desde fuera). La creatividad no habita, al fin y al cabo, en la homogeneidad. El terreno más fértil para ella es la diversidad. Es allí donde crecen las mejores y las más vigorosas ideas, concluye Wnek.

Etiquetas :

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Avatar