1. Inicio
  2. Tips Exportador
  3. Cómo superar el obstáculo más común a la hora de crear el negocio propio
20 Junio del 2017 a las 12:20 pm

Cómo superar el obstáculo más común a la hora de crear el negocio propio

¿Pensabas que todo iba a ser fácil y de color de rosa a la hora de emprender? Pues no. El camino hacia la construcción del negocio propio y hacia la independencia está muchas veces, llena de obstáculos.

Hay que tener en cuenta que los obstáculos no son más que impedimentos que aparecen a lo largo del camino que se recorre hacia la meta, hacia  la independencia. Pero se trata de obstáculos, no de frenos.

Lamentablemente, el gran obstáculo es la frase: “No sé si tendré éxito”. Es la incertidumbre es el miedo por excelencia que invade a quienes emprenden un negocio. Es quizá el que menos se comenta, pero también el más profundo y el que aparece antes, incluso, de que tengamos claro cuál será la base de nuestro negocio.

Por lo tanto, en este camino, se debe aprender a lidiar con la incertidumbre, aceptarla, abrazarla y actuar sobre ella. Porque nos surgirán miles de dudas: ¿Funcionará nuestra idea de negocio? ¿Qué pasos debemos seguir? ¿Cómo sabemos que lo que tenemos que hacer es esto y no aquello? ¿Nos irá bien el negocio o será una pérdida de tiempo?

TE PUEDE INTERESAR:  7 consejos de un joven millonario de 26 años para emprender con éxito

En este sentido existen 4 prácticas indispensables para hacer frente a la incertidumbre:

1. Buscar modelos

Tener modelos a los que seguir es fantástico para sentir mayor seguridad y dar pasos más certeros.  Por ejemplo, si estás construyendo un negocio para asesorar sobre viajes de bajo coste, lo mejor que puedes hacer, para comenzar, es dar con alguien que ya se dedique a ello y aprender de él.

2. Tener mentores

Tener mentores permite ir un paso más allá. Supone que no solo se tienen modelos a seguir, sino que además se debe establecer un vínculo con ellos. Un mentor es alguien que ha logrado lo que se desea conseguir, que sabe mucho más acerca del negocio que se está intentando construir (o, como mínimo, de una parte de él) y que está dispuesto a aconsejarte y a guiarte en el camino.

3. Prueba y error

Es un método ancestral y otra forma de enfrentar la incertidumbre: hacer, equivocarse y aprender de ello. Se trata, simplemente, de no frenar por la incertidumbre o por el miedo, sino de tomar impulso y hacer, hacer y hacer. Tarde o temprano todos se equivocan, pero se aprenderán de ello.

4. Mejor aún, validar

Si bien el método de prueba y error es útil porque impide que se frene y empuja a la acción, hay otro todavía mejor: validar. Es algo así como el método de prueba y error pero sistematizado, ordenado y mucho más efectivo.

Para validar, se debe tener una serie de supuestos (lo que se quiere testear) y una serie de variables, que permitirán medir. El ciclo que se deberá seguir es el siguiente: Crear – Medir – Aprender.

¿Y ahora qué? Bueno, hay que amar el negocio propio, eliminar la incertidumbre y lanzarse. Que el miedo no paralice jamás.

Etiquetas :

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Avatar