1. Inicio
  2. Consejos
  3. Así debes utilizar tu tarjeta de crédito para no convertirte en un cliente moroso
14 Septiembre del 2017 a las 12:13 pm

Así debes utilizar tu tarjeta de crédito para no convertirte en un cliente moroso

No cabe duda que cada vez más personas emplean las tarjetas de crédito al momento de realizar compras, pagos de consumo u otras transacciones. Según datos de la SBS, hay 7,9 millones de tarjetahabientes activos en el sistema financiero a julio del 2017. Si usted es uno de ellos o planea solicitar un plástico en corto plazo, lea con atención estas recomendaciones para no caer en mora y afectar su historial crediticio.

1. PASOS PREVIOS

Antes de solicitar una tarjeta de crédito es fundamental informarse sobre las tasas de interés, costos de membresía, comisiones, seguro de desgravamen, envío de estado de cuenta y otros gastos asociados a los plásticos.

Un aspecto clave a evaluar es la tasa de costo efectivo anual (TCEA). "Es muy importante saber qué entidad financiera cobra el menor costo por una tarjeta de crédito. Para ello se debe de comparar la TCEA, ya que esta suma todos los conceptos: tasa de interés, seguro de desgravamen y otros gastos", señala Liz Reyes, especialista en finanzas personales de BDSD Consulting.

TE PUEDE INTERESAR:  Las 4 ideas que debes conocer para llegar al éxito financiero

"Una tarjeta de crédito puede ser nuestra aliada si es que conocemos sobre ella y la sabemos utilizar", agrega Reyes, quien también sugiere llevar un registro de consumos para tener control sobre nuestros gastos.

2. USO ADECUADO

Los plásticos emitidos por las entidades financieras asignan una línea de crédito a los clientes, ¿pero cómo dar un uso apropiado a este dinero? Juan Orellano, vicepresidente de Operaciones de la Conferencia Interamericana de Contabilidad, dice que si se va emplear dicha línea, las personas no deben endeudarse por arriba del 30% de sus ingresos. "En la medida de lo posible hay que tener 'limpia' la tarjeta de crédito, es decir no hay que ocupar todo la línea de crédito, sino aprovechar los beneficios de puntos o millas", añade.

Reyes, de BDSD Consulting, sostiene que otro factor importante es evitar las disposiciones con tarjetas de crédito. Esto debido a que las tasas de interés son bastante altas, y “no se comparan no a las tasas de interés de compras”.

3. ¿USAR O NO EL PAGO EN CUOTAS?

Cuando las personas emplean sus plásticos tienen la posibilidad de pagar sus consumos a través de cuotas mensuales o el crédito revolvente (sin cuotas). ¿Qué debemos emplear? Orellano dice que lo mejor es hacer compras en una sola cuota porque se sustituye el uso del efectivo y se pagará solo el valor del consumo. No obstante, agrega, el cliente debe estar seguro que podrá cancelar la deuda, de lo contrario se verá obligado a pagar comisiones por una posible demora o se inclinará por el pago mínimo.

Si se opta por realizar compras en cuotas, los especialistas señalan que la principal desventaja es que el cliente pagará intereses y otros conceptos durante el plazo del financiamiento. Orellano precisa que las tasas de interés son muy altas en el mercado local, pues se puede alcanzar el 100% TCEA. En esa línea, Reyes, de BDSD Consulting, refiere que es recomendable “elegir el menor número de cuotas para no pagar mayores costos”.

Orellano añade que se debe tener especial cuidado en los plazos de gracia. "Varias empresas ofrecen el 'compre hoy y empiece a pagar en tres o seis meses'. Pero mucho ojo, el hecho que no se pague la cuota mensual por lo general no significa que no carguen intereses", puntualiza.

4. PAGO MÍNIMO

Al pagar la facturación de una tarjeta de crédito las personas pueden cancelar el total de la deuda o hacer uso del pago mínimo para saldar parte del monto facturado. ¿Qué hacer?

Si una persona emplea el pago mínimo, debe ser consciente que esta decisión hará crecer su deuda, asegura Reyes. Esto porque el monto facturado de la deuda será cancelado en un periodo más largo de entre 15 y 36 meses, por tanto habrá un mayor pago por intereses, comisiones y gastos por servicios adicionales.

5. EVITE LA MORA

Si usted no cuenta con dinero para cancelar la deuda, en el sistema financiero hay alternativas para que evite caer en mora y sea reportado en una central de riesgo.

Una opción es la compra de deuda, es decir que usted busque otra entidad financiera que le ofrezca una menor tasa de interés para poder saldar la deuda. "Otro camino para no caer en morosidad es negociar con la propia entidad financiera de la tarjeta de crédito un acuerdo de pago. Esta negociación puede establecer nuevas condiciones en cuanto a plazos e intereses", explica Reyes.

Si usted finalmente no pudo cumplir sus obligaciones de pago y cayó en mora, el último recurso es el refinanciamiento de la deuda. No obstante, este mecanismo establecerá un nuevo cronograma de pagos.

Etiquetas :

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Avatar