1. Inicio
  2. Tips Exportador
  3. 3 lecciones de una CEO de 12 años para futuros emprendedores
06 Diciembre del 2017 a las 11:20 am

3 lecciones de una CEO de 12 años para futuros emprendedores

Las excusas no son los mejores aliados de los emprendedores, y la edad no es una barrera para comenzar un negocio, como lo demuestra Mikaila Ulmer cuya imaginación, capacidad creativa y entusiasmo, logró construir un negocio estando en el colegio.

Mikaila es una estudiante de 7to grado de un colegio de Austin, Texas, y actualmente directora ejecutiva de su propio negocio. Cuando tenía cuatro años, fue picada por dos abejas en una semana, pero al margen de este episodio, decidió aprender más sobre lo que le había pasado, más aún, cuando su bisabuela Helen le envió un libro de cocina de la década de 1940.

En ella, la pequeña Mikaila descubrió una receta para hacer una limonada de linaza a base de la miel comprada a los apicultores locales. Y tal fue su éxito, que ganó un concurso local con su producto.

Hoy con 12 años se encarga de demostraciones comerciales, presentaciones de negocios, talleres sobre abejas y emprendimiento, la manera de revisar el correo electrónico del negocio y hasta la forma cómo publicar en redes sociales.

TE PUEDE INTERESAR:  7 consejos de un joven millonario de 26 años para emprender con éxito

Así que te ofrecemos los 3 mejores consejos de Mikaila para soñadores y futuros emprendedores.

1. Construir un negocio que te apasiona

La niña señala que cuanto más apasionado somos en lo que se hace, más divertido será mientras se hace, por lo que también se hará mejor, más fácil será y más exitosa será el negocio. “Es por eso que es importante no solamente escoger un negocio en el que se va invertir dinero, y se espera tener un gran éxito, es importante también divertirse en lo que se hace”, señala.

2. No tener que ir solo

Muchos emprendedores piensan que tienen que hacerlo todo por sí mismos y cuando están en momentos difíciles, no van por ayuda. Por so que es clave pedir ayuda cuando se necesite, porque hay personas que apoyarán enlo que se hace y por lo que es definitivamente importante para el crecimiento del negocio.“Siempre hay ayuda en la colmena”, refiere.

3. Pensar como un niño

Para Mikaila hay que soñar en grande, y no sólo hacerlo, sino también soñar como un niño, pues al hacerlo no se verán obstáculos en el camino, sólo se luchar duro para que se haga realidad. “A veces tienes que entrar en esa mentalidad y soñar como un niño para tener una mejor meta que fijará la etapa para el negocio“, asegura.

Actualmente, su empresa, “Me & the Bees Lemonade”  vende sus limonadas en 20 estados. Sólo el año pasado, vendió más de 300 mil botellas y cuyo 10% de los beneficios van a organizaciones benéficas, los Servicios de Parques Nacionales y el Centro de Alimentos Sustentable de Austin.

Ulmer tiene planes ambiciosos para los próximos años. Pero, primero, ella tendrá que graduarse de la escuela secundaria.

Etiquetas :

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Avatar